Video

Vinyl, la última edad de oro del rock

Vinyl forma parte de las series que la TV norteamericana produce desde hace unos años con recursos propios del cine. Narra la turbulenta historia de un empresario discográfico en momentos en que la industria sucumbe ante los fenómenos de la globalización y la masificación.

Jagger y Scorsese durante la presentación de la serie que emite HBO.

Jagger y Scorsese durante la presentación de la serie que emite HBO.

Por Fernando Garello – La serie de televisión creada por Terence Winter, Mick Jagger y Martin Srcorsese, se estrenó hace unas semanas por la cadena HBO y pretende retratar la transformación del rock en los años 70, cuando pasó de ser un fenómeno underground a un producto de consumo masivo a nivel mundial. La historia se basa en las vivencias del propietario de un sello discográfico que se encuentra al borde de la bancarrota y necesita desesperadamente descubrir nuevos talentos para no desaparecer.

Desde el punto de vista de la industria discográfica, la serie de la cadena HBO se sitúa en un momento de transición  donde las compañías estadounidenses y británicas comienzan a sucumbir ante la llegada de competidoras globales como la desaparecida Polygram, un fenómeno de consecuencias irreversibles que continúan hasta el día de hoy.

A mediados de los 70 la globalización de la industria discográfica no solamente cambió el negocio para siempre, sino también la forma en que se producen los discos de rock. Si antes, en una especie de época dorada que Scorsese se encarga de rescatar muy bien, se buscaban nuevos talentos y sobre todo innovaciones que pudieran generar un impacto en el mercado; la llegada de los grandes grupos multinacionales transformó al género en algo parecido a la comida rápida.

Este punto de inflexión hace las veces de un telón de fondo sobre los cuales se entretejen las historias personales y los vínculos entre los protagonistas. Bobby Cannavale interpreta a Richie Finestra, dueño e impulsor de American Century, una compañía discográfica neoyorquina que busca salvarse a través de un contrato con Led Zeppelin para cerrar su venta a la multinacional Polygram.

Cannavale es un actor que se desenvuelve muy bien en el formato de las series de TV. Se hizo conocido a través de Third Watch, la serie que retrataba el trabajo de policías, bomberos y paramédicos de guardia en la ciudad de Nueva York y donde se desempeñó durante dos temporadas. También sobresalió en Will & Grace donde ganó un Emmy por su interpretación del personaje de Vince D’Angelo. El de Richie Finestra probablemente sea el papel más relevante de su carrera, por la expectativa que generan nombres como Scorsese y Jagger y por la complejidad del personaje, un hombre al que sólo conmueve y estimula el rock en estado salvaje que a principios de los 70 todavía puede verse en antros neoyorquinos pero que las multinacionales no tardarán en convertir en productos de supermarket.

A través del Atlántico

Otro de los aciertos de la serie es la tensión permanente entre la cultura norteamericana y británica, producto, probablemente, de la interacción entre Jagger y Scorsese. Las dos escuelas del rock y el pop aún continúan vigentes y generando los artistas y discos más destacados del pan género más popular.

Puntos débiles

Con el correr de los capítulos la historia va evolucionando, aparecen un crimen y los infaltables romances y traiciones. Se advierte también un abuso de la recreación de los grandes hitos de la historia del rock, un recurso que a veces funciona y otras roza lo ridículo, aunque es probable que satisfaga las expectativas de millones de fans que esperan reconocer a sus artistas predilectos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir