Cultura y Vinos

Vinos cordobeses que se visten de etiqueta

Córdoba recupera su tradición vitivinícola de aproximadamente cuatro siglos con vinos de alta gama y uno de los varietales que la identifican: la Frambua o Isabella.

Navira es la línea de varietales jóvenes de Terra Camiare.

Por Fernando Garello – Gabriel Campana es uno de los protagonistas del renacimiento que experimenta la vitivinicultura cordobesa que hoy busca una nueva edad de oro, aunque en esta ocasión y de acuerdo a los tiempos actuales, basada en parámetros cualitativos más que cuantitativos. Enólogo de Terra Camiare, la reinvención de una bodega centenaria de Colonia Caroya (Nanini) que de la mano de un grupo inversor encabezado por Miguel Mizzau se propone elaborar vinos de consumo cotidiano, pero también una línea Premium que ya está dando que hablar, es el primer cordobés invitado a la competencia Winemaker Sub 40 que reúne a los mejores referentes del país.

Fanático confeso de la Ancellotta, una variedad que llegó a Colonia Caroya en la década del 90 a través de un convenio entre Vivero Rauscedo de Italia y la municipalidad local, tiene casi listo un corte transgresor que asegura dará que hablar a principios del año próximo, cuando cumpla con el tiempo necesario de estiba en botella. “Personalmente me encanta esa variedad no sólo para utilizarla en cortes sino también como monovarietal. Se enriquece con crianza en roble y evoluciona muy bien con el tiempo en botella”, afirma el enólogo cordobés, respondiendo a la consulta de Cultura y Vinos.

“Como es una variedad de buen extracto la utilizo para cortes con otras variedades o para corregir color. Hicimos experiencias ya en los años 2003 y 2004 vinificándola como varietal puro, con posterior crianza en barricas y los resultados fueron excelentes”, recuerda y adelanta que la bodega está por lanzar “un corte totalmente transgresor de Pinot Noir proveniente de Calamuchita y Ancellotta de Colonia Caroya.

Cordobés ciento por ciento

La filosofía de Terra Camiare se basa en el trabajo con uvas provenientes de los distintos valles de la provincia de Córdoba. “Vinificamos producción de Colonia Caroya, de Quilino, de Cruz del Eje y de la zona de Calamuchita, tanto al modo blend de terroirs como single vineyards”, explica el enólogo. La bodega cuenta con fincas propias en Colonia Caroya y Quilino. El resto de la fruta la compra a productores independientes.

Campana tiene razones para ser optimista. “La proyección hacia el futuro de la vitivinicultura cordobesa es muy buena y no tiene techo. Las repercusiones de los vinos tanto en concursos como en la opinión de críticos nacionales e internacionales, son excelentes y puede decirse que nos están viendo como un polo vitivinícola distinto e innovador”, asegura.

Comparaciones inevitables

Los enólogos del resto del país están acostumbrados a enfrentarse con las previsibles comparaciones con Cuyo. “Compararse con otras zonas es todo un tema porque la cultura, el clima y el terruño son distintos. Nuestros vinos se caracterizan por ser más frutados, con una acidez presente y porque tienen un buen potencial de guarda con una graduación alcohólica menos potente”, sostiene.  

Reivindicación de la Frambua

La vitivinicultura caroyense en particular también renace a través de una de sus cepas históricas, la Frambua o Isabella, cuya utilización para elaborar vinos de calidad es reivindicada por los productores de la zona. Uno de los emprendimientos que se proponen devolverle su popularidad es precisamente el de Terra Camiare que sacó al mercado un Frambua fresco y frutado, fácil de tomar, que puede adaptarse muy bien al gusto actual de los consumidores.

Campana hizo un “restyling”, como le gusta decir, de este verdadero clásico caroyense que ahora se presenta mucho más complejo gracias al aporte del malbec (40%) y de la bonarda y merlot (20%). El Zambua tiene una estética cuidada y dos envases: la tradicional botella de 750 cm3. con tapa a rosca y un bag in box de tres litros (es la primera bodega de Córdoba en utilizarlo).

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir