Cultura

Spasiuk y Goldín en el Monumento al Paraná

Más de 15 mil personas participaron de la apertura del centro científico, tecnológico y educativo, que es único en el país y Latinoamérica.

Chango Spasiuk durante el concierto de apertura del Acuario de Rosario.

El gobernador Miguel Lifschitz inauguró este viernes el Acuario del Río Paraná, un centro científico, tecnológico y educativo único en el país y Latinoamérica. Con una inversión superior a los 200 millones de pesos, el acuario de agua dulce más grande de Argentina, hace eje en tres aspectos: lo educativo, la investigación científica y la recreación.

“Este acuario es un gran homenaje a nuestro amigo el río Paraná. Es parte de uno de los proyectos de transformación de la Rosario del siglo XXI”, señaló Lifschitz, quien recordó otras iniciativas trascendentes como los nuevos parques, las grandes avenidas, el Mercado del Patio, las estaciones policiales, el aeropuerto y las escuelas.

El acto de inauguración contó con las actuaciones de Chango Spasiuk, Rubén Goldín y Franco Luciani, quienes deleitaron a las más de 15 mil personas presentes.

Atractivo turístico

“Este es un gran proyecto urbano, un hito que va a cambiar la historia de este sector de la ciudad, pero además de ser un gran edificio, representa un gran atractivo turístico”, adelantó el gobernador, quien estuvo acompañado por la intendente de Rosario, Mónica Fein.

“Es un lugar para venir a aprender y sorprendernos. Además de tomar contacto con la naturaleza y la ecología, es un gran centro de preservación de nuestra fauna ictícola. Es un hito que va a cambiar la historia no sólo de este sector de la ciudad, sino que además representa un gran atractivo turístico”, resaltó Lifschitz.

El gobernador aseguró que Rosario ya tiene los monumentos a la Bandera y a los Caídos en Malvinas, y ahora también tiene “un monumento al río Paraná”.

La inversión de más de 200 millones de pesos se materializa, no sólo en la obra de infraestructura, sino también en los sistemas de funcionamiento detrás de las peceras. Hay todo un trabajo para la conservación del agua, y las condiciones óptimas para la preservación de las especies.

Respecto al personal que trabaja en el acuario, hay un grupo de 40 residentes, que son los que están a cargo de los recorridos, 10 investigadores -incluidos becarios del Conicet-, y el equipo de administración y técnico de mantenimiento.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir