Estilo de vida

El nuevo desafío de Martínez Rosell

Pepe Martínez Rosell ocupa un lugar destacado en la historia de los vinos espumantes argentinos. Desde principios de los años 80, con Navarro Correas, hasta la actualidad en Rosell Boher, lleva literalmente toda una vida dedicada a las burbujas y conoce como pocos el mundo del vino.

 

Creador de varios de los mejores vinos espumosos de la Argentina, Pepe Martínez Rosell es enólogo e ingeniero agrónomo, una inusual doble condición que sumada a una trayectoria ininterrumpida de casi 45 años, lo convierten en un protagonista indiscutido de la vitivinicultura nacional. La semana pasada llegó a Rosario para participar de la “avant premiere” del nuevo vino tranquilo de Casa Boher y dialogar personalmente con vendedores y periodistas especializados. Desde su perspectiva, los cambios que logran asentarse y hacerse permanentes son los que realmente importan. El resto no son más que modas pasajeras. Por eso trata de estar atento a ellos y busca permanentemente el equilibrio, tomando las decisiones correctas.

En materia de vinos tranquilos está influenciado por las experiencias que adquirió durante un viaje de perfeccionamiento que realizó a California, durante el apogeo de los estudios sobre suelos que llevó adelante la Universidad de Davis y que unos años después comenzaron a conocerse en nuestro país. Hoy asume el desafío de dar batalla en el competitivo segmento de los vinos de alta gama con un blend de malbec-merlot con crianza en roble francés y americano que comenzará a comercializarse durante las próximas semanas a un precio sugerido de aproximadamente 400 pesos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir