Estilo de vida

Niven seduce a Rosario

La esperada visita de Lucas Niven, figura sobresaliente de la joven enología argentina, se producirá este fin de semana. Con Pala Corazón bajo el brazo, el proyecto familiar que puso en marcha hace seis años, espera afianzar el romance  que lo une con un público local cada día más numeroso.

Lucas Niven presenta sus vinos este fin de semana en Rosario.

Lucas Niven presenta sus vinos este fin de semana en Rosario.

Pala Corazón surgió en 2010, como una forma de anclaje a una tierra que tiene un significado especial para su creador, ya que ha sido el hogar familiar durante décadas. Contrariando tendencias que a veces no terminan de fundamentarse, la finca y bodega familiar se encuentra en el este mendocino, una zona que ahora Lucas Niven pretende revalorizar. Sin embargo, la historia del enólogo se extiende a través de los años en bodegas exitosas como Los Toneles, Catena Zapata y Escorihuela Gascón. Sus vinos llegaron no hace mucho a Rosario, de la mano del sommelier Cristian Arias, pero cautivaron rápidamente a un público ávido por conocer productos que se distinguen por su personalidad. Es probable que la estética de Pala Corazón haya contribuido a que muchos jóvenes se atrevan a comprar los vinos que elabora, aunque detrás de las etiquetas con aire beat, hay una propuesta enológica sólida que explica la reincidencia de los consumidores. En palabras de Arias, presidente de la Asociación Rosarina de Sommeliers, e impulsor de la marca en la ciudad y región, los vinos de Niven “son francos, expresivos e intensos” y sobresalen porque “tiene originalidad aunque sin aristas, ya que son impecables desde el punto de vista técnico”.

Cazador de uvas

Arias conoció a Niven hace aproximadamente un año, aunque ya tenía referencias de gente que trabajó con él. “Probamos sus vinos y quedamos sorprendidos. Yo estaba buscando vinos así para vender: con identidad, bebibles, frescos pero a la vez complejos”. Sus vinos expresan muy bien lo que es Lucas, quien fue criado “por un padre que es ingeniero agrónomo y dirigente político que le transmitió el rigor técnico y el carácter y una madre artista que le dio la creatividad”.

Hay una anécdota que lo retrata a la perfección y tuvo lugar cuando tenía siete u ocho años y se internó en los viñedos familiares junto a su mascota. “Como tardaba en regresar sus padres debieron salir a buscarlo pero regresó por sus propios medios y explicó que se había comido un racimo de uvas moscatel que suelen ser muy grandes y se quedó adormecido”, relató Arias. A partir de allí comenzaron a llamarlo “cazador de uvas” porque mostró interés desde muy temprano para encontrar los racimos en su punto exacto de maduración, algo muy importante a la hora de elaborar buenos vinos. “Cuando probé los Pala Corazón me di cuenta que habían sido elaborados con uvas que se encontraban en su punto ideal de maduración. En realidad ese punto responde al criterio de cada enólogo en función del vino que quiere crear y eso es algo que Lucas maneja muy bien”, agregó el sommelier.

Cenas y degustaciones

La agenda de Niven en Rosario incluye una cena maridada organizada por Lo de Granado y Hotel Majestic que tendrá lugar en la noche del sábado a partir de las 21,30 y, por supuesto, catas y degustaciones como las que tendrán lugar, ese mismo día, en vinoteca Canaima y, el domingo, en Lo de Selva y Pueblo Fisherton.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir