Literatura

Narcotráfico, una herencia de la Dictadura

El periodista y escritor Carlos del Frade presentó la tercera edición de su libro “Ciudad blanca, crónica negra”, donde desentraña los orígenes del narcotráfico en la Argentina en general y en Rosario en particular.

 

Por Fernando Garello – Del Frade ofrece en su libro “Ciudad blanca, crónica negra”, cuya tercera edición se presentó este jueves en la sala de la Asociación de Empleados de Comercio de Rosario, una visión profunda y novedosa respecto del fenómeno del narcotráfico, tan banalizado y politizado por los medios de comunicación rosarinos. Para el experimentado periodista y escritor, el narcotráfico no es más que otras de las herencias que dejó la Dictadura a la sociedad argentina, afirmación que se sustenta en los estrechos vínculos que mantuvieron los gobiernos de facto de nuestro país con los regímenes militares de Hugo Banzer Suárez y Luis García Meza en Bolivia y que permitieron que dicho país contara con una Zona Franca en el puerto de Rosario a partir de 1978.

De acuerdo al documental exhibido en la presentación de la tercera edición del libro, la Zona Franca de Bolivia en Rosario sirvió como plataforma de embarque de la cocaína hacia los mercados del mundo desarrollado, con la complicidad de los regímenes dictatoriales de ambas naciones.

La investigación de Del Frade también se basa en los testimonios ofrecidos por los represores Pascual Oscar Guerrieri y Gustavo Bueno, quienes en los juicios por delitos de lesa humanidad que les realizaron reconocieron los vínculos entre la Dictadura y el narcotráfico internacional.

Negocio paraestatal

“El narcotráfico es un negocio paraestatal, nunca un flagelo. El flagelo remite a la Biblia, es el dedo de Jehová terminando con las ciudades de Sodoma y Gomorra. Cuando les hablen del narcotráfico como un flagelo les están mintiendo y ocultando cosas porque es un negocio de arriba hacia abajo donde alguien trae la mercadería porque hay un montón de aduanas que miran para otro lado”, aseveró Del Frade ante un auditorio colmado.

Según el periodista, Argentina ocupa hoy “el tercer lugar en el ranking de exportadores de cocaína”, merced a “decisiones gubernamentales”. “El narcotráfico también es una herencia de la Dictadura” sostuvo y recordó que “en 1978, Emilio Massera visitó la Zona Franca de Bolivia en el puerto de Rosario. Allí se reunió con Tejerina Barrientos, asesino del presidente boliviano Juan José Torres y a quien en su país hoy se reconoce como un dictador sanguinario y narcotraficante. Ese encuentro no fue casual”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir