Música

Mamita Peyote y la rebelión de los vinilos

Eugenia Craviotto Carafa y Charly Bertolin, de Mamita Peyote, fueron los invitados del tercer programa del ciclo La hora del vinilo que conduce el periodista Juan Cruz Revello.

 

Por Fernando Garello – Los integrantes de la banda rosarina que recientemente fue ternada para competir por los premios Gardel disfrutaron de la propuesta que todos los miércoles conduce Revello y se desarrolla en el Petit Salón de Plataforma Lavardén. Tanto el público presente como la audiencia que siguió la difusión del programa vía streaming tuvieron la posibilidad de bucear por la temprana formación del gusto musical de la cantante y el guitarrista de la agrupación. Por ejemplo, llamó la atención el sofisticado gusto musical de Charly Bertolin, quien creció escuchando los vinilos que le gustaban a su padre, algunos de los cuales compartió durante el encuentro, como Bitches Brew, el fabuloso disco doble que el trompetista Miles Davis publicó en 1970.

Hace una semana, el conductor del programa se había quedado con las ganas de escuchar a Carol King y en esta oportunidad, Eugenia Craviotto Carafa le dio el gusto e incluso después, cuando la charla derivó en la costumbre de los musicalizadores de series de TV de utilizar sus canciones más famosas, la vocalista de Mamita Peyote recordó que en su adolescencia solía echar mano al grabador de periodista de su madre para copiar las canciones que le gustaban de los programas de televisión.

Otro de los buenos momentos espontáneos de la noche tuvo lugar cuando Revello desenfundó un vinilo que según confesó adquirió por una suma módica pero que contiene viejas canciones de grandes figuras del soul como Marvin Gaye y que en  álbum son presentadas por un pastor que gracias a la ayuda del público se determinó que no es otro que  Jesse Jackson, activista de derechos civiles y precandidato a presidente de Estados Unidos por el partido Demócrata  en los años 80.

Como ya es costumbre, el cierre estuvo a cargo de las dos figuras de Mamita Peyote, quienes interpretaron viejas canciones como Out of time, de los Rollings Stones (Aftermath, 1966), que el público coreó con entusiasmo.

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir