Cultura y Vinos

Malbec para todos

El Día Mundial del Malbec se celebra en Rosario y en las principales ciudades del mundo, con ferias, degustaciones y hasta mega fiestas con música electrónica y cocina en vivo.

El Malbec celebra su día en todo el mundo.

Por octavo año consecutivo se celebra el Día Mundial del Malbec en las principales ciudades del planeta. La iniciativa impulsada por Wines of Argentina, con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, se multiplica año tras año también en nuestro propio país. En Rosario, además de la celebración oficial que tendrá lugar el próximo viernes 13 de abril en el hotel Plaza Real, la mayoría de las vinotecas tienen previsto sumarse a la conmemoración con degustaciones y actividades especiales.

Una de las celebraciones que se destacan por su originalidad y magnitud es la que organiza la cadena de vinotecas Lo de Granado que monta una verdadera fiesta para más de un millar de personas en el Fisherton Plaza Chic Mall, ubicado frente al aeropuerto internacional Malvinas Argentinas.

Al igual que en años anteriores, al reparo de una carpa de circo gigantesca, habrá música electrónica y cocina en vivo, food trucks y, lo más importante de todo, la presencia de bodegas de primera línea que ofrecerán sus malbecs a la concurrencia, muchas de las cuales enviarán a sus enólogos para que tomen contacto directo con los consumidores.

Razones de la celebración

El origen del Malbec se encuentra en el sudoeste de Francia. Allí se cultivaba este cepaje con el que se elaboraban vinos denominados “de Cahors” por el nombre de la región, reconocidos desde los tiempos del Imperio Romano. Estos vinos se consolidaron en la Edad Media y terminaron de fortalecerse en la modernidad. La conquista del mercado inglés fue un paso decisivo en la valoración de esta cepa en Inglaterra y en el mundo. Hacia fines del siglo XIX, la plaga de filoxera destruyó la viticultura francesa, por lo que el “Cot” cayó en el olvido dejando, sin embargo, una cultura de apreciación del Malbec ya construida.

Sobre esa base se desplegó, un tiempo después, el Malbec Argentino. Esta cepa llegó en 1853 a nuestro país de la mano del francés Michel Aimé Pouget (1821-1875), un agrónomo contratado por Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza. El 17 de abril de 1853, con el apoyo del gobernador de Mendoza, Pedro Pascual Segura, se presentó el proyecto ante la Legislatura Provincial, con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Este proyecto fue aprobado con fuerza de Ley por la Cámara de Representantes, el 6 de septiembre del mismo año.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir