Estilo de vida

Los vinos esenciales de Cristián Allamand

El enólogo de Bodega Luminis, Cristán Allamand, participó de la celebración oficial del Malbec World Day en Rosario y confesó que se obsesiona en la búsqueda de la esencia de cada terroir.

 

Por Fernando Garello – Cristián Allamand es uno de los exponentes más destacados de la enología preventiva que trata de intervenir mínimamente en el proceso de elaboración de los vinos para expresar de la mejor forma las características propias del terruño. Con pasado en Navarro Correas, Cavas de Rosell Boher y Moet Chandon, encabeza desde 2010 un emprendimiento propio junto a su socio Martín Castro, denominado Bodega Luminis que ofrece varietales tradicionales como el Malbec en sus versiones de Luján de Cuyo, Valle de Uco, Perdriel y Altamira que cosecharon rápidamente justificados premios y elogios de la prensa especializada, ganándose además un lugar entre los consumidores argentinos más exigentes y en el competitivo mercado estadounidense.

“Nuestros vinos son distintos, con muchas impronta y trabajo personal. Tanto mi socio Martín Castro como yo estamos enfocados en el trabajo con el terroir, ya sea en Luján de Cuyo como en el Valle de Uco. Lo que queremos es encontrar la esencia de cada uno de esos lugares”, explica en una pausa de su trabajo en el stand del hotel Plaza Real, donde en la noche del sábado se desarrolló en Malbec World Day.

A la hora de las definiciones señala que “Luján de Cuyo es más intenso y con mayor amplitud térmica. Nuestros viñedos son de gran calidad y están ubicados en Carrizal, Perdriel y en Lunlunta. En el Valle de Uco, en tanto, nos encontramos en El Peral, Las Pintadas, Altamira y El Cepillo que nos dan características especiales, como una mayor acidez, un muy buen color, fruta fresca y aromas florales, además de un buen soporte en materia tánica y de polifenoles”.

Nuevos maridajes

Los esfuerzos de Allamand no se limitan al desarrollo del Malbec, la cepa insignia de la vitivinicultura argentina. También elabora dos Cabernet Sauvignon que captan las señas de identidad de Luján de Cuyo y el Valle de Uco y busca constantemente nuevos maridajes entre cepas y terruños.  “Apostamos fuertemente al Cabernet Sauvignon, creemos que es una gran oportunidad para nuestra bodega y para la vitivinicultura nacional. A la vez trabajamos con otras variedades nuevas como el Saint Jennet que cultivamos en una finca situada en El Carrizal; Graciana y Bonarda proveniente de La Consulta”, relata.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir