Cultura y Vinos

Los Tordos se visten de blanco

Hay una forma de “blendear” dos cepas de personalidad tan marcada como el Viognier y el Sauvignon Blanc y Paco Puga parece haberla encontrado curiosamente en un terruño como el de Tolombón.

 

Por Fernando Garello – El Tordos Viognier-Sauvignon Blanc 2017 promete ser una de las grandes atracciones de la primavera que ya se presiente en el aire. Elaborado por el enólogo Paco Puga en el Valle de Cafayate, no solamente es un vino fresco, frutado y perfumado, fácil de beber e ideal como aperitivo o como acompañante de ensaladas con frutos de mar, sino que además representa una asombrosa combinación de dos cepas que se destacan por su gran personalidad.

Maximiliano Lichstein, socio de Paco Puga en Tordos Wines, llegó a Rosario la semana pasada con la única botella disponible del blend blanco. Ni bien el INV los autorice comenzará la comercialización en Rosario y zona. El descorche que tuvo lugar en el restorán del Hotel Majestic, provocó una aprobación unánime. “Somos fanáticos de los vinos blancos y cuando nos juntamos solemos tomarlos. A Paco le gusta cocinar paella así que los probamos y disfrutamos entre los tres. Por eso en Tordos siempre tuvimos el desafío de superar la vara que hoy existe en la producción de vinos blancos en Argentina”, explicó.

Tras un comienzo auspicioso con dos tintos  que rompen el paradigma del vino salteño, llegó el momento de saltar a los blancos. “El año pasado no nos animamos a elaborarlo porque no sabíamos cómo nos iba a ir en las ventas. Por suerte nos fue bien y nos dijimos vamos con los blancos. Lo primero que pensamos fue no hacer un torrontés, no por capricho sino porque hay muchos y muy buenos en Cafayate y además para hacerlo bien, hay que hacer varias cosechas y contar con una estructura que hoy no tenemos”.

Lichstein, quien es la pata comercial del emprendimiento detalló además que “las uvas provienen de Tolombón, de la misma finca donde se produce el Tocai que usamos para hacer nuestro espumante. Es una parcela de uvas blancas donde predomina el Chenin y el Riesling y donde encontramos sobre la marcha el Viognier. Es un espaldero de aproximadamente diez años”.

El blend Viognier-Sauvignon Blanc es la puerta de entrada a una línea que se completará antes de fin de año con otro vino blanco más complejo, producto de la cofermentación de dos variedades. “Con este buscamos es que sea un vino frutado –afirmó Lichstein- elegante y con una linda nariz, además de muy bebible y fresco”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir