Estilo de vida

Las nuevas creaciones de Vidal

Tras lanzar un Sauvignon Blanc de la línea Cayado que obtuvo buenas críticas en Rosario, el enólogo adelanta que prepara la salida de un Nube Negra Cabernet Franc con 17 meses en barricas.

 

Por Fernando Garello – Entrevistar a Eduardo Vidal es siempre una tarea placentera, no sólo por su calidez, sencillez y buen humor, sino también por su franqueza y honestidad. El fin de semana, durante la feria Wine Evolution que se desarrolló en el Hotel Majestic, tras enumerar las bondades del Cayado Sauvignon Blanc que acaba de presentar con gran repercusión, no tuvo ningún reparo en reconocer –sonrisa mediante- que se siente mucho más cómodo y a gusto elaborando vinos tintos con fruta madura y concentrada y un prolongado paso por madera. “No me siento cómodo porque yo soy más de los vinos tintos pero trato de lograrlo. También estamos incursionando en un vino dulce que saldrá a fines de este año o del que viene”, admite el enólogo que saltó a la fama con Nube Negra. Con respecto al Sauvignon Blanc de la línea Cayado, explica que está elaborado con uvas provenientes de Luján de Cuyo. “Tuvo una repercusión tremenda en la feria. No se lo esperaban. Es muy cítrico, con mucho pomelo, toques de ruda y almíbar de durazno blanco”, dice tras escuchar las opiniones de los consumidores rosarinos y reconoció que se siente “sorprendido por la repercusión que tiene Cayado. Cada vez lo vendemos mejor y los consumidores nos envían sus fotos a través de las redes sociales, algo que me causa una enorme satisfacción”.

Contrariamente a lo que se cree, es la gente que está por encima de los 50 años la que se anima a probarlo. “Por lo que vi –relata- son las personas mayores que estaban acostumbradas a  determinadas marcas de vinos las que se atreven a probar los vinos que estoy haciendo no solamente yo sino el resto de los enólogos argentinos jóvenes”.

Una bomba

A Vidal se le ilumina el rosto cuando habla del nuevo proyecto que está a punto de llegar a los consumidores, un Cabernet Franc proveniente de la zona de Agrelo que se comercializará a través de la línea Nube Negra y se encuentra en botella desde fines de noviembre pasado. “Se cosechó en 2014, luego se microvinificó y pasó 17 meses en barricas. Ahora está con 16,20 % de alcohol y es una explosión de aromas y sabores, la verdad que me encanta, con pimientos rojos asados y taninos importantes”, detalla entusiasmado.

La buena noticia es que la espera no será muy larga para los seguidores de Nube Negra, aunque deberán estar atentos porque será una edición muy limitada. “Son apenas 200 botellas. Cada dos meses lo voy probando. Creo que a partir de octubre o noviembre comenzará a salir al mercado”, explica el enólogo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir