Fotografía

Las balas de la indiferencia

2 de abril, el foto reportaje de Diego Paruelo que se exhibe en Plataforma Lavardén, narra la trágica historia de un veterano que sobrevivió a la batalla en Malvinas pero sucumbió ante la indiferencia y el abandono de la posguerra.

 

A pocos día de cumplirse 36 años del inicio de la Guerra de Malvinas, la indiferencia y el olvido acumulan más muertes entre los veteranos que las balas y bombas en el campo de batalla. La muestra de fotografías de Diego Paruelo que se exhibe hasta el próximo día 7 de abril en la Sala de las Miradas de Plataforma Lavardén, es un testimonio de esa trágica realidad.

Se trata de un foto reportaje que narra los padecimientos de Sergio Gasco, un ex combatiente que falleció en 2003, a los 42 años de edad, luego de soportar en carne propia la “desmalvinización” deliberada que impusieron sin excepción todos los gobiernos que se sucedieron tras la recuperación de la democracia.

Paruelo conoció a Gasco en una esquina de Lanús, donde al igual que muchos de sus compañeros el veterano de guerra trataba infructuosamente de sobrevivir vendiendo lapiceras y reglas.

“Me llamaba la atención verlos mendigar tras el regreso de la guerra. No podía creer que les pasase eso”, dijo el fotoperiodista durante la charla que ofreció en la sala de exposiciones.

Durante la realización del ensayo fotográfico, Paruelo vio todas las semanas al veterano de guerra durante tres años. “Cuando terminé de hacer el trabajo Sergio ya era mi amigo y después de fallecer estuve casi un año sin poder mirar las fotos que le había tomado”, afirmó.

Fotografiar el dolor

La muestra que se exhibe en Plataforma Lavardén se propone testimoniar el dolor al que se vieron y se ven sometidos quienes fueron a combatir al archipiélago del Atlántico sur. Las tomas son en blanco y negro y están realizadas con tecnología analógica; al estilo de los retratos ambientados y de tono íntimo.

Reflejan con eficacia la trágica historia de un hombre que logró sobrevivir al campo de batalla pero no a la indiferencia y el abandono de la posguerra.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir