Cultura

La Escuela de Danzas estrena casa remozada

La obra es parte de la puesta en valor de los edificios históricos de la Municipalidad. Se realizaron mejoras integrales y apertura de salones para los 800 alumnos que asisten anualmente.

La Escuela Municipal de Danza y Arte Escénico Ernesto de Larrechea funciona en un histórico edificio.

La Municipalidad de Rosario desarrolló durante el 2017 un plan de reacondicionamiento integral de la Escuela Municipal de Danza y Arte Escénico Ernesto de Larrechea. El lunes 2 de julio, la institución reabrió sus puertas en la histórica sede de Santa Fe 1712 pero la inauguración oficial será el viernes 20 de julio a las 18. En ese marco, la intendenta Fein realizará una recorrida junto a autoridades municipales e invitados especiales de la comunidad artística.

La directora de la institución, María José Sesma cuenta que desde sus inicios, el creador de lo que luego devino en escuela municipal, Ernesto de Larrechea, comenzó con la idea de que los chicos puedan potencializar sus cualidades creativas comunicando que el arte transmite emociones, que contribuye a producir procesos identitarios. “Para nosotros lo importante es que se armen buenos grupos de personas, de amigos, más allá de lo que puntualmente se enseñe en cada clase, que cada estudiante pueda conocerse a sí mismo, sus emociones y además que pueda conectarse con otro y otros”, explicó.

Sesma, quien comenzó como alumna y fue profesora por veintiséis años consecutivos hasta ganar el concurso de Dirección, puso en valor la obra: “Todo este proceso de remodelación edilicia fue fruto de un gran esfuerzo y de mucho compromiso de todas las personas que formamos parte de esta institución. Hay que agradecer especialmente estas grandes decisiones, porque hay un Estado que se compromete para que esto ocurra, porque invertir en arte y en educación hoy en día es de suma importancia para todos y lo tenemos que valorar, respetar y sobre todo defender. Es muy importante contar con un Estado Municipal que desde su gestión aporta a la educación pública”.

Las profesoras de la escuela cuentan con diversos recorridos profesionales pero todas tienen una característica en común: son ex alumnas que comparten un sentimiento de pertenencia con el establecimiento. Mónica Pedernera, docente de la asignatura de danza clásica, expresa: “Estamos muy contentos por estas remodelaciones, la verdad que es muy importante el trabajo que se realizó. La casa, que forma parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad, quedó preciosa, en especial el Gran Salón que fue ampliado”.

“Estamos frente a un momento histórico para esta institución y asimismo, para la gestión municipal. Porque el desafío permanente es no sólo abrir nuevos espacios y proponer una programación de actividades que defienden a la cultura como derecho fundamental, sino también, sostener enclaves como éste, que cuentan con años de trayectoria y que hicieron historia en la ciudad”, sostuvo Guillermo Ríos, secretario de Cultura y Educación. “Actualizar estos edificios históricos supone atender al paso de los años y los deterioros naturales de la arquitectura, pero también es estar atento a las nuevas necesidades y desafíos propios del presente, que no fueron contemplados cuando las instituciones se fundaron. Por eso, en casos como estos, hablamos de re fundar”, agregó Ríos.

La institución, con 93 años de funcionamiento, tiene alrededor de 800 alumnos que asisten a las clases tanto de danza como de artes escénicas cada año. Además dependen de ella tres ballets: el Ballet Estable Municipal, Ballet Municipal de Danza Argentinas y Ballet Español Municipal; y un espacio de producción teatral.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir