Cine

La debilidad humana a través de la cámara de Sebastião Salgado

La sal de la tierra, documental sobre el fotógrafo brasileño Sebastião Salgado, dirigido por su hijo y asistente, Juliano Ribeiro Salgado, y el prestigioso cineasta alemán Wim Wenders.

Por Fernando Garello – El documental nos ofrece un recorrido por la trayectoria y la vida de un artista extraordinario, el fotógrafo brasileño Sebastião Salgado, a través de la mirada de un director de cine tan prestigioso como talentoso como el alemán Wim Wenders, quien conoció tempranamente su obra cuando adquirió en París una reproducción de una de sus fotografías.
La obra de Salgado es sencillamente fascinante, dado que se inició hace más de 40 años, cuando abandonó la Economía y comenzó a viajar por los cinco continentes con el fin de fotografiar las transformaciones de la cultura humana. Con el tiempo llegó a transformarse en un fotógrafo social de extrema sensibilidad y arte exquisito. Sus primeros trabajos, como los recogidos en el libro Otras Américas, revelan su pasión por las culturas más oprimidas y olvidadas, aunque su obra experimenta un quiebre cuando decide testimoniar las corrientes inmigratorias para su libro Éxodos que exhibe con crudeza los crueles destierros a los que se ven sometidos millones de personas en su huida del hambre y la violencia. Testigo de la hambruna que azotó El Sáhel en África en la década de 1980, de los genocidios perpetrados en Ruanda en 1994 y Bosnia en 1995, Salgado descubre el lado más oscuro de la naturaleza humana y cae preso de un sentimiento de desasosiego que lo acompañará durante años y del que sólo logrará librarse al mudar su mirada hacia la naturaleza.
Génesis lo revela como un singular fotógrafo de animales y paisajes y a la vez le devuelve la fe, tras lo cual se embarca en un proyecto singular como la recuperación de la flora y la fauna selvática de la granja familiar en el estado de Mina Gerais, demostrando que los montes arrasados pueden volver a regenerarse.

Wenders y la fotografía

Wenders ha demostrado a lo largo de su carrera un interés especial por la fotografía, arte que incluso él practica y que incluyó en su cine como en la película Palermo Shooting (2008) que rodó en Sicilia y tiene como protagonista a un fotógrafo. En La sal de la tierra, el director alemán demuestra su admiración por Salgado y su vasta y monumental obra.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir