Música

Inspiración portuguesa

El trío Suárez, Socolsky, Suárez presenta mañana, en el Galpón de la Música, Portugal, el disco que contiene la música original compuesta para acompañar la muestra fotográfica de Nicolás Buraczok.

El trío Suárez, Socolsky, Suárez presenta su disco en el Galpón de la Música.

El trío Suárez, Socolsky, Suárez presenta su disco en el Galpón de la Música.

Por Fernando Garello – Pocas veces un lugar provoca una búsqueda estética que deriva en una exposición fotográfica que a su vez termina conformando un trío de jazz que plasma todo el proceso en un registro discográfico. Eso es, ni más ni menos, Portugal, el álbum que el grupo Suárez, Socolsky, Suárez presentará el próximo viernes en el Galpón de la Música, en el marco del festival organizado para celebrar el décimo cuarto aniversario del sello BlueArt.

El proyecto de formar el trío surgió con el objetivo de producir la música original para la muestra que el reconocido fotógrafo rosarino Nicolás Buraczok organizó luego de un viaje a Portugal. La obra merecía quedar registrada y BlueArt, el sello discográfico creado por el periodista y escritor Horacio Vargas, lo posibilitó.

Portugal contiene once composiciones originales que remiten al país y a la cultura lusitana a través de las imágenes captadas por la mirada del fotógrafo, una experiencia estética digna de destacar y que no abunda por estas latitudes. La interacción entre las imágenes y la música cobra una significación especial y el desafío de los miembros del trío es precisamente lograr que los oyentes perciban algo de aquello que capturó la mirada de Buraczok.

Por supuesto que no podía faltar la rica tradición musical de Portugal, expresada especialmente en el fado, pero ésta también está en el paisaje, en las fachadas de los edificios y en las calles más antiguas de Lisboa que captaron el interés del fotógrafo.

El disco fluctúa entre composiciones que invitan a viajar como Portugal I y otras como la Danza del pez que son capaces de captar el ritmo de un país que vive de cara a los atardeceres en el mar. También están aquellas donde el trío compuesto por Mariano Suárez (trompeta y flugëlhorn), Pablo Socolsky (piano) y Fermín Suárez (contrabajo), se adentra en el fascinante subgénero del free jazz probablemente tratando de emular el tránsito desenfrenado de las calles de la capital.

Particularmente bella es la composición dedicada a Belem, el barrio histórico de Lisboa, donde se encuentra la antigua Torre y el Monasterio de los Jerónimos y donde Mariano Suárez se luce con la trompeta con sordina. Prazeres, la pista que le sigue, rescata ritmos folclóricos que los tres virtuosos músicos rosarinos no tardan en liberar a través del jazz.

Catedral es otra composición genial del trío Suárez, Socolsky, Suárez, que se inicia con una introducción del contrabajo que remite a la arquitectura y tal vez a la tenebrosa historia del mayor templo religioso de la ciudad, para dar lugar después a una bellísima melodía que interpretan el piano y la trompeta de manera brillante.

Lisboa es una obra de arte en el sentido más amplio del concepto, porque contiene composiciones musicales originales de altísimo valor y además interactúa con otras expresiones artísticas como la fotografía. Un lujo para Rosario que el próximo viernes 16 desde las 21, con entrada libre y gratuita, en el Galpón de la Música, el público podrá apreciar.

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir