Fotografía

Fotografiar para el póster

“La mejor galería para un fotógrafo de rock es el cuarto de un fan o una remera”, dice Andrés Violante, cuya muestra retrospectiva se exhibe hasta el día 31 de este mes en Plataforma Lavardén.

Andrés Violante en la inauguración de la muestra de sus fotografías. (Foto: Gustavo Villordo).

Por Fernando Garello – Desde hace más de 30 años, Andrés Violante se dedica a capturar los momentos más intensos y emotivos del rock argentino. Su obra -que se exhibe en la Sala de las Miradas de Plataforma Lavardén-, recoge imágenes exquisitas de un movimiento musical y cultural que él considera que goza de buena salud, a pesar que hay quienes “están invitando al velorio del rock desde la década del 50”.

-¿Qué cambió en la fotografía de rock de hace 32 años, cuando te iniciaste, a la actualidad?

-El cambio es fundamentalmente tecnológico, en la época analógica, durante los tres temas que podemos fotografiar, en el mejor de los casos alcanzábamos a disparar tres carretes como máximo, además teníamos que decidir de antemano que tipo de película usar; color, blanco y negro, slide, sensibilidad, etc.; hoy en ese mismo lapso de tiempo podemos hacer mayor cantidad de fotos, cambiar el ISO de acuerdo a lo que nos encontramos en el show y recién en la edición decidimos si la toma queda en color o en blanco y negro .

 -¿Crees que el rock ha muerto? Si considerás que sigue vivo, ¿cuál es su propósito actual?

 -Están invitando al velorio del rock desde la década del 50, el rock, el metal siguen más vivos que nunca, y el propósito debe ser el de sus comienzos, la camaradería, la amistad y decir siempre la verdad. Cuando dos metaleros se cruzan saben que son nuevos amigos porque comparten un sentimiento, en el under está el verdadero espíritu del rock, cuando se corporativiza y entran a jugar otros intereses hay cosas que se confunden, de todos modos hay muchas bandas que mantienen su espíritu sin importar su éxito comercial.

-¿Qué buscás captar cuando fotografías una banda de rock?

-La intención es captar en un click (una centésima de segundo) el espíritu de un show que dura dos o tres horas, esa foto se va a convertir en un poster que pegado en la pared de la habitación de un fan, pasa a ser una parte de su vida, el heavy metal, entre otros estilos es algo que llega en la juventud y se queda para toda la vida, y hay fotos que marcan esos momentos, si eso pasa con una foto propia, es genial. La mejor galería para un fotógrafo de rock, es el cuarto de un fan o una remera, no tengo dudas de eso.

 -¿Qué pensás de los espectadores que se pasan todo el concierto tomando fotos y filmando?

 -No tengo ningún conflicto con eso, el hombre siempre representó lo que veía, desde las pinturas en las cuevas hasta hoy, con todos los adelantos tecnológicos lo único que cambia es la simplicidad de registrar una imagen, me parece buenísimo, uno quiere sentirse parte de algo en lo que participa y la forma más simple es hacer una foto.

-¿Cómo pensás que va a evolucionar tu trabajo en un futuro dominado por los medios digitales y las redes sociales?

 -La inmediatez de la noticia es lo más importante hoy por hoy, los medios gráficos son a mi manera de ver  los únicos reales, la cuestión digital y las redes sociales sólo sirven para la inmediatez, mientras un profesional está editando su material, miles de aficionados están subiendo fotos y videos a las redes, pero dentro de un año, diez o veinte, vas a buscar una revista, ¡jamás un link!

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir