Cine

Fotografiar con el pincel

El Museo Histórico Provincial de Rosario Dr. Julio Marc, dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, invita a la inauguración de Hiram Calógero. Fotografías a pincel que se realizará este jueves a las 19 horas.

La obra de Hiram Calógero se exhibe en el Museo Provincial Julio Marc.

Con entrada libre y gratuita, la exposición podrá visitarse hasta el domingo 19 de agosto de martes a viernes de 9 a 18 horas; y sábados, domingos y feriados de 15 a 19 horas. La exposición, curada por Francisco Medail, reúne documentos y parte del trabajo fotográfico experimental en gelatina de plata, blomóleo y gelozobromia del fotógrafo Hiram Calógero (1885 Córdoba-Rosario 1957) provenientes de las colecciones de José Luis Lorenzo, Norberto Puzzolo y el propio Museo Marc.

Según Francisco Medail, “Hiram Calógero fue un artista que hizo uso de la fotografía para producir sus imágenes. Especializado en la técnica del bromóleo, Calógero se inscribe en la tradición de los denominados fotógrafos pictoralistas, movimiento que basaba sus premisas en el principio de que una fotografía debía ser juzgada con los mismos parámetros que cualquier otro tipo de imágenes artísticas como el grabado, la pintura o el dibujo”.

“En oposición a los avances tecnológicos y la cada vez mayor fidelidad del registro de la cámara, el pictoralismo sostenía que la imagen fotográfica se había vuelto excesivamente real, lo cual hacía necesario apelar a la intervención personal del artista, ya que esta no era juzgada en términos de verosimilitud, sino a partir de los valores estéticos de la época”.

Sobre Hiram Calógero

Nació en Córdoba pero vivió casi toda su vida en Rosario, donde desempeño una fuerte actividad como artista y estuvo vinculado a la fundación de las primeras instituciones artísticas de la ciudad.

Pionero en la experimentación entre fotografía y procesos pigmentarios, su trabajo se especializó en la técnica del bromóleo. Éste consistía en sustituir las sales de plata por un pigmento oleoso aplicado con pincel, que permitía dejar sobre la imagen una impronta personal.

Paisajes de bosques, niños jugando o desnudos en la naturaleza eran sus temas recurrentes. la mayoría tomados en los alrededores de su casa en las sierras de Córdoba, a donde volvía todos los veranos.

Calógero formó parte de un movimiento mayor que promovía este tipo de fotografía, pronto opacada por otra corriente que defendía los ideales de una fotografía purista y sin intervenciones. Olvidadas estas técnicas, también fueron olvidados sus protagonistas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir