Cultura

Fontanarrosa, con todo el afecto

La muestra montada en el Galpón 13 de la Franja Joven del Río recibió la visita de más de 30 mil personas que disfrutaron de la obra del emblemático escritor y dibujante rosarino.

La muestra en homenaje a Fontanarrosa reunió a más de 30 mil personas en el Galpón 13.

Organizada por el Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia y la municipalidad de Rosario, la exposición interactiva que celebró desde el mes de julio la vida y la obra del entrañable escritor y dibujante rosarino Roberto Fontanarrosa, se despidió este fin de semana de Rosario.

Más de 30 mil visitantes disfrutaron de los dibujos, fotos, objetos, libros, proyecciones de entrevistas, programas especiales, charlas, mesas de café y dibujantes en vivo, junto a la presencia de amigos de “El Negro” y relatos de sus cuentos, narrados por queridos personajes de la ciudad.

Asimismo, la muestra recibió la visita de más de 50 escuelas de nivel secundario que realizaron los recorridos guiados.

El mayor de mis afectos

Estuvo aquí y aquí hizo su vida. Aquí llegó y desde aquí se fue hace diez años. Él nos prestó la risa, el humor, nos dibujó y relató, nos volvió rosarinos solo por el acto de “quedarse”. Nos hizo amigos de tanto compartir pasiones: el bar, la calle, la cancha, sus casas, sus tiras de los diarios, sus libros de cuentos, el fútbol y el amor, el hijo, todo igualito que nosotros, parecido a cada existencia.

Fue, para los urbanos de esta ciudad, un gol interminable y los mejores ojos para que el mundo nos mirara. Gastaba los lápices hasta el cabo y guardaba lo que quedaba en frascos como si le pidiera al “resto” que lo siguiera iluminando.

Le dimos el corazón entero y no hay negro que no se nos vuelva eco de sus pasos. Creó personajes y dibujos, décadas de la historia argentina. “Nada del otro mundo”, nos diría como si el tiempo se deslizara en la mesa de los galanes y las palabras volaran alrededor de las cabezas.

Inodoro, la Eulogia, Mendieta, Boogie y hasta los loros te extrañan. Cada rosarino te extraña, porque un amigo nuevo no es lo mismo, nos quiere por la mitad…

Las palabras buenas y malas te extrañan y los historietistas de este mundo no se despidieron nunca de tu línea. Nadie se piensa despedir y los relatores de Central esperan que los estés escuchando.

Es difícil tratar a un artista tan grande como si fuera de tu familia y a un hombre tan noble con el humor que él le pondría, inocencia en blanco y negro o detestable ironía deliciosa que ríe pero no perdona.

Aquí, en pleno invierno, queremos abrazarte, tomar un café, leerte, reír, dibujarte y, sobre todo, encontrarte en esta muestra y a su vez reunirnos diez años después, cuando sos el único que no envejece en las fotos, el único que merece ser llamado Rosario (con el perdón de Belgrano).

Esperamos que te guste esta exhibición, total los secretos solo son tuyos y lo que paso en estos años ya te lo contamos. Por supuesto, sin dramatismos, ni eufemismos, ni aforismos, te trajimos cerca del río para que veas la luna de julio sobre el Paraná, para que sepas que te amamos y para que estés bien seguro de que, de Rosario no te irás jamás.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir