Fotografía

Encuentro con Cartier-Bresson

A partir del 21 de febrero próximo se podrá visitar una muestra de 133 obras de Henri Cartier-Bresso, considerado como el padre del fotorreportaje, el documentalismo y la fotografía del instante.

La obra de Cartier-Bresson se exhibirá en la Usina del Arte.

La exposición del célebre artista francés considerado el padre del fotorreportaje y del documentalismo podrá visitarte entre el 21 de febrero y el 2 de abril próximos en la Usina del Arte, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  Se compone de una selección de 133 fotografías, desde su más temprano período surrealista pasando por su trabajo documental en París, así como series e imágenes de sus viajes en los agitados años 60’ y 70’. La obra de Cartier-Bresson se caracteriza por la idea de atrapar el instante decisivo: poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo momento en el que se desarrolla el clímax de una acción. Es una figura mítica en la fotografía del siglo XX, apodado “el ojo del siglo” y su obra fue expuesta en el Palais du Louvre, el MoMA (2010) y el Centre Pompidou (2014) entre otros.

Nacido en Chanteloup, Seine-et-Marne, Henri Cartier-Bresson desarrolló una temprana y fuerte fascinación por la pintura, y particularmente por el surrealismo. En 1932, después de pasar un año en Costa de Marfil, descubrió la Leica -su cámara elegida desde entonces- y comenzó una pasión de por vida por la fotografía. En 1933 tuvo su primera exposición en la Julien Levy Gallery en Nueva York. Más tarde hizo películas con Jean Renoir.

Tomado prisionero de guerra en 1940, escapó en su tercer intento en 1943 y posteriormente se unió a una organización subterránea para ayudar a prisioneros y fugitivos. En 1945 fotografió la liberación de París con un grupo de periodistas profesionales y luego filmó el documental Le Retour (El Regreso).

En 1947 junto a Robert Capa, George Rodger y David ‘Chim’ Seymour fundó la agencia Magnum Photos. Después de tres años viajando por el Este, en 1952 volvió a Europa, donde publicó su primer libro, Images à la Sauvette (publicado en inglés como The Decisive Moment).

Explicó su enfoque de la fotografía en estos términos: “Para mí la cámara es un bloc de notas, un instrumento de la intuición y la espontaneidad, el dueño del instante que, en términos visuales, pregunta y responde simultáneamente. Es por la economía de medios que se llega a la sencillez de expresión”.

A partir de 1968 comenzó a restringir sus actividades fotográficas, prefiriendo concentrarse en el dibujo y la pintura. En 2003, con su esposa e hija, creó la Fundación Henri Cartier-Bresson en París para la preservación de su obra. Cartier-Bresson recibió un número extraordinario de premios, reconocimientos y doctorados honorarios. Murió en su hogar en Provence, Francia el 3 de agosto de 2004, algunas semanas después de su cumpleaños 96.

Horarios de visita

Martes a jueves de 14 a 19h y viernes a domingo de 12 a 21h.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir