Estilo de vida

Equilibristas y domadores al desnudo

Juan Ubaldini regresó a Rosario para brindar una charla en la enoteca San Corcho, presentar las novedades de El Equilibrista Wines y las etiquetas que son producto del trabajo conjunto que viene desarrollando con la bodega Raffy.

 

Por Fernando Garello – El creador de la exitosa línea El Equilibrista, Juan Ubaldini, volvió a Rosario para ofrecer una charla sobre vinos de autor y presentar los productos del trabajo que desde hace un tiempo desarrolla junto a la bodega Raffy. El encuentro con sus numerosos e incondicionales seguidores rosarinos se produjo en la enoteca San Corcho, donde el reconocido enólogo reveló los secretos de dos de sus etiquetas más renombradas: El Sensacional Equilibrista y El Domador del Monstruo de dos Cabezas.

Respecto del malbec reserva, Ubaldini relató que surgió de la particularidad de la finca que le provee las uvas que está plantada con cepas malbec y merlot mezcladas.  “A mí me gusta hacer cofermentación pero en este caso están mezcladas las plantas en las parcelas y los que cosechan no se fijan si son malbec o merlot, porque les pagan por cada tacho que llenan. Por eso este vino está hecho con una cofermentación natural, algo que es bastante común en viñedos muy antiguos de Bordeaux que tienen muchas cepas entremezcladas. Incluso allí la gente se esmera por mantener esa característica que le otorga a los vinos una mayor complejidad y una paleta aromática mucho más amplia”.

En el caso de El Monstruo de dos Cabezas, un corte de cabernet sauvignon y cabernet franc de gran personalidad, relató que surgió del fondo de cabernet que preparaba para elaborar El Gran Equilibrista. “En esa cosecha me fui un poco de mambo con el cabernet y tenía una barriquita de cabernet sauvignon; otra mitad cabernet sauvignon, mitad cabernet franc; otra con un fondito de cabernet franc que rellenamos con cabernet sauvignon y el encargado de la bodega me volvía loco pidiéndome que las organizara así que finalmente lo que hicimos fue usarlas para armar una base para hacer nuestro gran corte.  Entonces todos empezamos a repetir qué buena está la base de cabernet y decidimos que había que embotellarla así”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir