Estilo de vida

El irresistible sabor de los guisos criollos

El profesor Lucas Bassi, del Instituto Superior de Hotelería y Restaurateur / Alta Cocina, ofreció este viernes, como parte de la V Semana de la Gastronomía de Rosario, una clase abierta y gratuita sobre guisos regionales. La actividad consistió básicamente en la elaboración de un locro criollo con todas las letras.

 

¿Quién puede resistirse a un sabroso guiso casero en un día frío? El profesor Lucas Bassi, del Instituto Superior de Hotelería y Restaurateur / Alta Cocina, ofreció este viernes, como parte de la V Semana de la Gastronomía de Rosario, una clase abierta y gratuita sobre guisos regionales. La actividad consistió básicamente en la elaboración de un locro criollo con todas las letras.
Las instalaciones de calle Catamarca al 1800 del ISHyR fueron el escenario de una de las actividades programas de la V Semana de la Gastronomía de Rosario. Hasta allí llegó un grupo de entusiastas de la cocina regional deseosos de mejorar su técnica y no se fueron decepcionados porque el profesor Lucas Bassi les dio una clase sobre la preparación del locro criollo, un plato que los argentinos solemos comer en fiestas patrias pero que en el interior del país es una comida habitual que se elabora con esmero y respeto por las tradiciones.
Bassi explicó a Revista Sublime por qué seleccionó a los guisos criollos para su clase abierta. “Es un plato que forma parte de nuestros principios y que se elabora con un método de cocción como el guisado que es muy tradicional. Como les digo a mis alumnos, a la hora de hacer guisos hay dos formas de prepararlos, poniendo todo en una olla, encendiendo el fuego e irse o respetar ciertos pasos y métodos como un buen sellado de las carnes o un buen fondo de cocción”, expresó.
Según el chef, que proviene de una localidad de poco más de 2 mil habitantes, donde las recetas pasan de generación en generación, la clave pasa precisamente por “saber hacer un buen fondo de cocción oscuro, porque de allí parte todo, es decir, una sopa, una salsa, un ligue o, como en este caso, un buen guiso”.
“La gente suele pesar que un guiso lo hace cualquiera pero es un plato que requiere el dominio de técnicas. Una de las contras que tiene es que hay muchas recetas. Por eso lo importante es la técnica, los métodos y los tipos de cocción para lograr la mejor receta”, señaló el chef que desde hace más de una década forma cocineros en el ISHyR.
La moda de los realities
Bassi no tiene inconvenientes en pronunciarse en contra de los realities de TV que hace unos años llegaron al mundo de la gastronomía. “Eso no es la cocina. Uno puede decir las cosas que están mal aunque de otra manera. Se puede enseñar sin faltar el respeto a quien está aprendiendo”.
“Soy de un pueblo de poco más de 2 mil habitantes –continuó- donde el respeto es algo fundamental y en esos programas no hay respeto. Si alguien va a un lugar es para aprender. Es lo mismo que si yo le reprochara a un alumno que no sabe hacer una mayonesa tradicional. Por eso para mí los realities de cocina son un show y no programas donde se enseña a cocinar”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir