Cine

Condenados, un film conmovedor y de alto valor testimonial

Condenados, la película de Carlos Martínez que se exhibió anoche en el cine El Cairo con la presencia de su director, rescata las historias de las víctimas de la represión militar que fueron confinadas en la Unidad Penal 9 de La Plata.

 

Por Fernando Garello – Quizás la mayor dificultad que enfrentó el proyecto de Martínez fue amalgamar las historias de decenas de personajes sin perder la cohesión de la narración. El propio director lo reconoció en una entrevista que le realizó un medio especializado de Buenos Aires, al señalar que durante el proceso de investigación histórica y de redacción del guion, el dramaturgo Tito Cossa le advirtió que trabajar con tantos personajes le podría provocar serios inconvenientes. “Sinteticé hasta un punto, pero debían estar los presos de los dos pabellones que morirían o perderían familiares, sus familias, los guardia cárceles y los mandos militares. Un elenco enorme”, expresó Martínez al periodista Pablo Arahuete, dejando en claro que desde el comienzo estaba dispuesto a hacer concesiones estéticas para favorecer el valor testimonial de su obra. Sin embargo es preciso recalcar que Martínez resolvió ese problema central con solvencia y que la narración de los hechos no se ve en ningún momento afectada por el poco habitual número de actores.
Los puntos débiles son precisamente las interpretaciones de actores de reparto que fueron seleccionados deliberadamente entre los guardia cárceles de la Unidad Penal 9, hecho que de alguna manera los exime de cualquier crítica basada en sus condiciones actorales. Además, esta circunstancia realza el trabajo del director que logró que personas que no tenían ninguna experiencia en la actuación pudieran cumplir de manera discreta sus roles.
El punto fuerte de Condenados es justamente su valor testimonial y toda crítica que pretenda cuestionarla solamente desde lo estético, comete un error imperdonable. “El desafío de Condenados es llegar a la otra parte de nuestro público, a los que no vivieron estos hechos, no conocen o no están especialmente interesados en ellos, despertar su conciencia, meternos en su memoria y, si podemos, conmoverlos para que no puedan olvidar”, dijo su director. Es indudable que la realización del proyecto fue una experiencia fascinante que el producto final no refleja de manera cabal, aunque lo hace muy dignamente y conmovedoramente.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir