Música

Cantilo, más libre y madura

Tal como se esperaba, Fabiana Cantilo llegó a Rosario para ofrecer un concierto sorprendente donde estrenó un repertorio basado en su último disco pero que también incluyó conocidos hits y versiones muy bien logradas de canciones del soul y el tango.

Por Giset Terreno – Fabiana Cantilo está experimentando un nuevo renacimiento. Tras desligarse de la multinacional Sony, la artista emprendió la grabación de Superamor, su último disco, que produjo junto al ascendente Lisandro Aristimuño y que presentó el último viernes en el teatro La Comedia de Rosario. Se trata de un álbum ecléctico, donde conviven el rock and roll con sonidos de la música latinoamericana que aporta el cantautor patagónico y que contiene canciones que dejarán huella como la propia Superamor o Delfines, donde su voz alcanza su mayor capacidad expresiva.

El concierto también incluyó hits que se fueron acumulando a lo largo de una carrera de más de 35 años, como La tregua o el conocidísimo Mary Poppins, del cual la propia Cantilo muchas veces reniega y versiones muy bien logradas de clásicos como Overjoyed, de Stevie Wonder, o el tango Balada para un loco, de Astor Piazzolla y Horacio Ferrer, que cerró el espectáculo.

Después del recordado álbum Inconsciente colectivo (2005) es probable que pocas personas desconozcan la capacidad de Fabiana Cantilo para “versionar” canciones reconocidas a las que  enriquece siempre con un toque especial. Sin embargo no deja de sorprender su versatilidad para encarar composiciones tan complejas y de géneros musicales tan dispares como Overjoyed y Balada para un loco.

También hay que mencionar su extraordinaria capacidad escénica, algo que muy pocos artistas contemporáneos del rock argentino pueden igualar. Gran parte del show que ofreció en el teatro La Comedia fue una muestra de sus habilidades escénicas, su energía, entrega y buen humor. La escenografía fue otra nota saliente del concierto, ya que fue armada íntegramente por la propia Fabiana Cantilo y su mano derecha, Bárbara Márquez, e incluye mariposas y delfines sobre un fondo íntegramente pintado a mano.

En lo estrictamente musical la banda que la acompaña suena homogénea. Tanto Cay Gutiérrez (teclados) como Marcelo Capasso (bajo eléctrico) la acompañan desde 2002, cuando grabaron Información celeste, que le valió el Premio Gardel al Mejor Album Artista Pop Femenina  e incluso produjeron varios de sus álbumes más exitosos como Inconsciente colectivo (2005), que también ganó el Gardel e incluso fue nominado para el Grammy e Hija del rigor (2007).

Si bien se extrañaron las guitarras y el cello que Ricardo Mollo y Leila Cherro grabaron respectivamente para la versión de estudio de pistas como Desde el cielo, gracias a los recursos de Cay Gutiérrez y especialmente de Sergio Liszewski en guitarra eléctrica, la banda logró versiones en vivo contundentes.

Superamor es el primer fruto de la sociedad artística iniciada por Fabiana Cantilo y Lisandro Aristimuño. Ojalá que continúe deparando buenas sorpresas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir