Cultura y Vinos

Bodega Vila llega al consumidor nacional

Elaborando vinos desde su centenaria bodega ubicada en Maipú, una joya arquitectónica con más de 160 años de historia y la cava subterránea más antigua de Mendoza, Bodega Vila presenta por primera vez sus vinos en el mercado local.

Bodega Vila cuenta con una cava de aproximadamente 160 años en Cruz de Piedra.

Luego de recorrer el mundo entero posicionando sus vinos en mercados tan exigentes como Alemania, China, Canadá y Dinamarca, así como en Estados Unidos, donde uno de sus Malbec fue el elegido de Robert Mondavi para su etiqueta “One Hope”, Bodega Vila desembarca con fuerza y mucho entusiasmo en el mercado local.

Ubicada en Cruz de Piedra, Maipú, provincia de Mendoza, cuenta con viñedos propios en zonas tan diversas como Agrelo (Luján de Cuyo), Los Arboles (Tupungato, en el Valle de Uco) y Monte Caseros (Partido de Rivadavia). Su edificio es una auténtica joya arquitectónica, dueña de la cava subterránea más antigua que se conozca en la provincia.

Al frente del proyecto se encuentran José “Pepe” Vila, su dueño, y el enólogo Iván Fernández, quienes en forma conjunta elaboran diez etiquetas, algunas de las cuales ya fueron premiadas por prestigiosos concursos. Es el caso de la reciente medalla de oro lograda en Francia, en el concurso “Vinalies 2019”, donde su vino Los Patos Colección Alta Malbec fue elegido por importantes enólogos como uno de los mejores vinos argentinos.

La bodega también se permite jugar con algunas rarezas, como es el caso del Aequus Nocte, un innovador vino blanco de Cabernet Sauvignon que gusta mucho y sorprende por ser único en su tipo.

Un poco de historia

Antes de pertenecer a José “Pepe” Vila, la bodega era propiedad de la familia Cruz Videla cuyo ADN histórico es tan antiguo como la propia Mendoza. Fundadores y colonos de Maipú en sus comienzos, los Cruz Videla eran una de las 38 familias que poblaron la zona. Nombre con el que se bautizó a la línea joven de la bodega en su homenaje. La familia aún conserva el sable del Gral Roca que les fuera entregado en agradecimiento por el apoyo brindado al incipiente ejército argentino.

A los Cruz Videla también se los recuerda con mucho afecto ya que liberaron y donaron gran parte de sus tierras a cientos de pobladores originarios cuando fueron apresados en la conquista del desierto.

La historia cuenta que Manuel Cruz Videla construyó la bodega en la primera mitad del siglo XIX y se tiene registro de su antigüedad, entre otras cosas, porque su cava sobrevivió al terremoto de 1861, tragedia que obligó a Mendoza a reconstruirse. De allí sus al menos 160 años de historia.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir