Estilo de vida

Argentina consume más de 2.5 millones de litros de vinos espumantes por mes

El dato surge del último informe realizado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura; los jóvenes y las mujeres son los más adeptos a los vinos espumantes.

El mercado argentino ofrece espumantes de gran calidad.

El mercado argentino ofrece espumantes de gran calidad.

La presencia de vinos espumantes en bares, boliches y fiestas privadas se viene imponiendo con fuerza. Esta tendencia se ve reflejada en el último informe realizado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura en el que se establece que en la Argentina se consumen más de 2.500.000 litros de espumantes por mes.
Según la investigación, en junio de 2013 se comercializaron 2.776.816 litros y en los primeros seis meses del año hubo un crecimiento de prácticamente el 10% comparado con el mismo período del año anterior.
Fernando Tedín Uriburu, presidente de la Bodega Premier Wines, líder en la provisión de servicios de fasón en Argentina, explicó que “tal como ocurrió hace un tiempo con el consumo de helados, los fabricantes de vinos espumantes están detrás del objetivo de desestacionalizar su consumo y hacer que los clientes puedan disfrutar de ellos en cualquier época del año”.

Además, destacó que otro de los factores que contribuye a la masificación del consumo es el precio accesible. “Si bien es cierto que existen distintas categorías, las botellas más económicas permiten que un producto de lujo llegue a las manos de un público muy amplio y variado, sin que esto implique un dolor para el bolsillo”.
Al respecto, el presidente de la Bodega Premier Wines aseguró que “a nivel nacional, aproximadamente el 75% del mercado corresponde a espumantes secos, como el Extra Brut, por ejemplo”. Además, detalló que “el mayor crecimiento se produce respecto de espumantes como Brut Nature o dulces, que son los más pedidos hoy”. Otro sector que también escaló posiciones en los últimos años es el de los rosados, que están pisando fuerte, en especial entre el público femenino.
Por su parte, Pablo De Corral, director de la marca de espumantes Cumbres Andinas, contó que el aumento de interés por este tipo de vinos se viene imponiendo con fuerza desde hace una década y que se debe, en gran medida, a la incorporación de un nuevo público.
“Si bien el boom se produce en diciembre, su consumo se amplió a todas las épocas del año, lo cual se debe a las nuevas tendencias de consumo y a la incorporación de jóvenes y mujeres al mundo vitivinícola, ellos son los principales consumidores en la actualidad. Buscan bebidas alcohólicas frescas y livianas, ideales para compartir con amigos”, señaló.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir