Música

After Class renueva el aire del jazz rosarino

After Class, la banda rosarina de smooth jazz y funk formada en 2012 publicó Al Camino, su primer CD, que fue presentado anoche en el teatro de la Asociación de Empleados de Comercio.

 

Por Fernando Garello – After Class parece haber surgido para darle nuevo aire al jazz rosarino, no sólo porque se enfoca en estilos que no paran de ganar adeptos como el smooth jazz y el funk, sino también porque se trata de una banda que está integrada por músicos de larga trayectoria y sólida formación que decidieron salir a escena para divertirse y disfrutar. Anoche, en la sala de la Asociación de Empleados de Comercio presentó “Al Camino”, su primer disco compacto que fue grabado el año pasado y se acaba de publicar.
El grupo descansa en la calidad interpretativa de dos grandes de la música local, como el saxofonista Pablo Ciavatti y el tecladista Marcelo Vizzarri, ambos de gran trayectoria profesional, aunque se ensambla perfectamente con el resto de los integrantes, el excelente guitarrista Gustavo Smerilli y, sobre todo, con el ala más joven y sobre la cual recae la responsabilidad de la base rítmica, el bajista Leandro Pagura y el baterista Tobías Gómez.
Parece indudable que estos últimos son los responsables de la inclinación hacia el funk que exhibe el grupo, aunque también queda claro que cuentan con la complicidad del teclado de Vizzarri y la guitarra de Smerilli.
Precisamente ese ida y vuelta entre dos generaciones y dos estilos diferentes es lo que hace a After Class una banda singular que garantiza no solamente buena música sino también diversión, algo que el público que concurrió anoche en buen número a la sala de la AEC pudo comprobar y sobre todo disfrutar.
Para quienes se lo perdieron, no se lamenten, el lunes 11, en el pub Beatles Memo, se vuelven a presentar.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir